Felipe González Zapata: “Hay que pensar en el sector público como un socio para las iniciativas de datos abiertos”

Generar un ecosistema de datos abiertos es un desafío y una oportunidad para nuestro país. Más aún en el contexto del debate constitucional que se acerca y que bien puede representar un escenario privilegiado para establecer la forma en que Chile asumirá este reto para aprovechar sus potencialidades políticas, económicas y sociales.

Esta es la discusión que abre la Tercera Ola de Datos Abiertos en nuestro país y la región, temática que abordamos en la primera entrevista del ciclo de conversaciones sobre datos abiertos con el consultor en Gobierno Digital de la OCDE, Felipe González Zapata, quien nos planteó su visión respecto de la relevancia de este tema para la comunidad frente al inminente proceso constituyente.

De acuerdo con el especialista, la temática de los datos abiertos ha tenido un importante impulso gracias al rol de la sociedad civil y de los movimientos por la transparencia, lo que permitió, por ejemplo, avances como la Ley de Acceso a la Información (Ley 20.285), así como el esfuerzo por fortalecer el trabajo institucional en el ámbito de acciones anticorrupción y de transparencia pública.

Al respecto, González Zapata señala que el impulso de esta temática “genera la ventana de oportunidad para ir un paso más allá, en términos de buscar mecanismos para hacer esta información aún más accesible y evidente para que la comunidad pueda utilizarla y generar valor público”.

Según el consultor, estos primeros pasos permitieron generar un marco regulatorio que promovió una apertura de datos a través de dos elementos específicos: “un instructivo presidencial, que da el marco de regulación soft para promover la apertura e impulsar a las instituciones del sector público a liberar cierto número de datasets, y la creación de un portal a nivel central”.

En este ámbito, planteó que no solo requiere la disponibilidad de los datos, sino también de su y oportunidad para que sean útiles y reutilizables, junto con su vinculación con el ecosistema de datos, lo que genera valor.

En esa línea puntualizó que “la utilidad de los datos y la creación de valor han sido dos elementos que han estado un poco más ausentes en la definición de políticas públicas de datos abiertos en Chile”.

En relación con los resultados del acceso a la información, tanto para ciudadanos como para empresas, el experto considera que la experiencia ha sido positiva a nivel central y sectorial, ya que ha permitido la creación de portales enfocados en transparencia. A modo de ejemplo señala “el portal de Energía Abierta, Chile Compra y el portal de Presupuesto Abierto”.

Durante la entrevista indicó que estos casos han funcionado para implementar y fortalecer la disponibilidad de datos y disminuir la brecha de información para la comunidad. Explicó que en Gobierno Digital se observa este fenómeno con los procesos y mecanismos de licitación y compras públicas (Chile Compra) o de registros a nivel transaccional de lo que gasta el Estado (Presupuesto Abierto).

De esta manera -afirma- “se ha reducido la asimetría de información. Buena parte de estas iniciativas tienen un foco en la visualización de la comunicación de la información, así como también en la creación de mecanismos para que los datos sean fácilmente visualizados utilizando un lenguaje claro y simple”.

De igual forma, resulta altamente útil saber si los hilos de la agenda de datos chilena deben robustecerse o bien tomar un camino más integral. En cuanto a este tema, González Zapata consideró que sería bueno tomar en consideración la experiencia de países como Colombia y México, como ejemplos clave para la construcción de una agenda que involucre visión a largo plazo, apoyo institucional y la participación de movimientos comunitarios que brinden un ecosistema fuerte y una intención en el valor de los datos.

En cuanto a la experiencia chilena, sostuvo que “es importante avanzar en una iniciativa de datos abiertos y poner en perspectiva ámbitos concretos”, centrados en los datos abiertos como un “pilar de un sector público impulsado por los datos, que genere valor y sea capaz de adoptar mecanismos de gobernanza con mayor alineamiento para una mejor calidad y oportunidad en su liberación”.

Asimismo, comentó que “los beneficios para la ciudadanía son múltiples. Esos datos pueden generar mayor transparencia y pueden servir para crear nuevos servicios en la comunidad”. Además, consideró fundamental fortalecer aquellas instituciones que velan por los datos abiertos y pensar en modelos menos centralizados, capaces de fortalecer la disponibilidad de datos.

En torno al espacio de la discusión constitucional, el consultor planteó que principios como la transparencia deben ser nuevamente inspeccionados para establecer mecanismos que permitan brindarles mayor robustez.

Asimismo, señaló que el mejoramiento de políticas de datos abiertos debe ir de la mano con una perspectiva de interoperabilidad. “Hay que tratar de pensar en el sector público como un socio para llevar adelante estas iniciativas […] Así también, la Asamblea Constituyente debe reconocer al ciudadano de este siglo en un contexto de una sociedad y economía mucho más digitalizada y hacerse cargo de qué principios y derechos regularán la vida de las personas en ese contexto”.

Finalmente, planteó que en el contexto chileno, el esfuerzo de los movimientos comunitarios ha sido fundamental respecto de la agenda de datos abiertos, pues estos grupos fueron capaces de dar relevancia a principios como la transparencia y necesidades como la apertura de datos.

Señaló que el trabajo en este sector ha sido arduo y demuestra que existen avances por parte del Estado y sus instituciones para simplificar la disponibilidad de datos, tanto para ciudadanos como para otros actores y sostuvo que hoy la agenda de datos abiertos necesita de cambios profundos, que alienten a fortalecer la disponibilidad y entrega a la comunidad de datos que generen valor, que sean útiles, reutilizables y con un propósito definido, desafío en el que la discusión constitucional puede resultar fundamental en el desarrollo de la Tercera Ola de los Datos Abiertos en Chile.

Patricio González Zapata es ingeniero civil en Informática, PH.D. in Digital Developmen, M.Sc. in Management and information Systems. Se ha desempeñado como consultor e investigador en tecnologías de la información, especializado en políticas de gobierno digital, transformación digital y apertura de datos públicos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras noticias

Entrevista a María Paz Canales: igualdad de género en el ciberespacio y la revolución de los datos

Entrevista a María Paz Canales: igualdad de género en el ciberespacio y la revolución de los datos

En nuestra segunda entrevista de datos abiertos, conversamos con María Paz Canales, directora ejecutiva de la Fundación Derechos Digitales.
En la entrevista, revisamos cómo las brechas que existen respecto del trato y acceso a la información que reciben las mujeres y la comunidad LGBTIQ+ representan un tema de primera importancia para el debate en favor de la transparencia, el uso responsable de los datos y la ampliación del acceso a la información de cara a la discusión constituyente que se aproxima.

¿En qué estamos?: Redes para el desarrollo regional

¿En qué estamos?: Redes para el desarrollo regional

Para conocer en qué está trabajando Flacso-Chile, a través de sus equipos de investigación y docencia, conversamos con Rodrigo Márquez, coordinador del Sistema de Consulta a Actores Territoriales (SICAT), quien nos comentó sobre los avances de esta iniciativa y sus proyecciones para 2021.

Share This